Bucar en google  

   

Iniciar Sesión  

   

Listas de Correo  




¿Acepta HTML?

Joomla Extensions powered by Joobi
   

Quien está en Linea?  

Tenemos 46 visitantes y ningun miembro en Línea

   

Artículos mas Comentados  

   

Sindicación  

   
Domingo, 03 Enero 2010 13:23

Estamos Cubiertos

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

"Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos…" (Isaías 1:18).

El invierno era una época especial para mí en las colinas del Noreste, pero nada se comparaba a la anticipación y al drama de una gran tempestad de nieve. Me metía bajo las gruesas frazadas de mi cama durante la noche, mientras mi mente se llenaba con sentimientos de anticipación, pensando qué nos depararía la helada mañana.

Lunes, 28 Diciembre 2009 14:57

Lucky?

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

¿Escuchó la noticia acerca de Lucky, la gata que fue lanzada a las heladas aguas de un río en Montana, unos días después de la Navidad? La felina gata había sido encerrada en una jaula con una roca de 16 libras de peso y lanzada al río desde un puente para que se ahogara.

Peatones captaron la imagen cuando la gatita aterrizaba en un bloque de hielo. Contactaron a los bomberos de Missoula que se lanzaron a la misión de rescatar al asustado felino. Después de una recuperación exitosa, la agradecida cazadora de ratones fue conducida a la estación de bomberos para comer algunas sobras de pavo que habían quedado de la Navidad, y leche fresca. Allí, le pusieron por nombre “Lucky.”

Sábado, 26 Diciembre 2009 20:58

La Colcha

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

No hace mucho, hice mi primera colcha de cama. Pensé que como eran solamente 30 bloques podría coser uno por día y terminarla en un mes. ¡Cuán equivocada estaba! Había, de hecho, 1.230 piezas diminutas que conformaban aquellos 30 bloques, más todas las tiras que los conectaban.

Tratando, como lo intenté, parecía que nunca podía terminar un bloque en forma perfecta. Siempre había por lo menos un pequeño punto que no emparejaba con los demás. Y, “siendo desafiada geométricamente”, tuve que verificar cada uno de los bloques con el patrón original. Ocasionalmente, una pieza necesitaba ser girada o invertida. ¡Cuán contenta estaba de tener un patrón claro y correcto!

No Perfecta, pero Hermosa

Después de muchos días -sí, y aún meses- de coser la colcha, finalmente estaba terminada. Y cuando usted mira hacia atrás y la observa entera, realmente es hermosa. No perfecta, pero hermosa. Ahora cuando la miro me alegro que no dije: “¡Este proyecto es demasiado difícil!”, y darme por vencida.

Lunes, 21 Diciembre 2009 16:09

La Cruz Vacía

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Aparte de todo lo que he aprendido y debo seguir aprendiendo como cristiano, pienso que lo más intrigante y, al mismo tiempo, lo más hermoso de todo, es cómo Dios permitió que llegara a conocerlo. A través del sacrificio y la resurrección de Jesucristo, Él ofreció perdonar mis pecados.

Quedo sin aliento al pensar en la misericordia de Dios, considerando que para Él no es como un asunto parecido a “después de equivocarte tres veces, quedas fuera del juego”. Usted va ante Él tal como es, muchas veces con el pecado que cometió ayer escrito en su cara. Entonces Dios lo escucha suavemente, leyendo en lo profundo de su corazón y convirtiéndolo en un nuevo ser. ¡Usted ha sido perdonado oficialmente!

Sin embargo, así como sencillo es el plan de salvación de Dios, muchas veces nosotros queremos complicarlo. Perdonamos a los demás y ellos nos perdonan; pero cuando llega el momento de perdonarnos a nosotros mismos retrocedemos incrédulos, como diciendo: “Ay, espera un momento. No puede ser tan fácil…” ¡Pero lo es!

Lunes, 21 Diciembre 2009 16:06

Historia de una Tormenta

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Hace algunos años, en nuestra iglesia tuvimos un pastor que era ingeniero en electricidad. Una tarde, mientras visitábamos su hogar, mi esposo lo ayudó a realizar algunos trabajos al aire libre. Después de un rato, una tormenta –típica de Iowa– empezó a amenazar. El viento comenzó a soplar y nubes negras cubrían el cielo. El pastor Don estaba cómodo con ello hasta que un relámpago parpadeó a lo lejos.

Siendo de Oregón, no estaba acostumbrado a los truenos ni a los relámpagos. De hecho, él y su familia se sintieron embelesados con la primera tormenta que experimentaron un día con las luces apagadas del hogar, de manera que pudieran ver todos los destellos como si fuera un 4 de julio cualquiera.

Nuestra familia –admitámoslo– se rió un poquito mientras los imaginábamos apiñados frente a su ventana contando los segundos que separan los destellos de luz del sonido del trueno. Eso había sido un deleite debido a que estaban dentro de la casa. Pero ahora, al estar afuera, no resultaba nada encantador.

Domingo, 13 Diciembre 2009 16:49

Escucha a Jesús

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La mayoría de las personas poseen la habilidad de escuchar sonidos. ¡Sus oídos funcionan bien! Para ellos, el oír es un tesoro muy valioso. Desafortunadamente, algunos pierden esa capacidad debido a un problema hereditario, un accidente o a alguna enfermedad. Cuando eso ocurre, el silencio puede ser abrumador.

Hay otro tipo de pérdida de la audición que va más allá de lo físico, que deriva a una forma de sordera que muchos ignoran. A menudo, este tipo de sordera nos lleva a tener matrimonios quebrantados, problemas en el trabajo y sueños fracasados. Es la ineptitud para “escuchar” con el corazón.

Viernes, 11 Diciembre 2009 15:59

¿Aún no Llegamos?

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“Cuando hoy llegué a la fuente, dije: ‘Señor, Dios de mi amo Abraham, si es tu voluntad, te ruego que hagas prosperar mi viaje’” (Génesis 24:42).

El mes pasado, con un amigo, iríamos desde Orlando a las playas de Sarasota. No sabiendo exactamente hacia dónde nos dirigíamos, escribimos nuestro destino en un GPS (Sistema de Posesionamiento Global) y comenzamos el viaje. De vez en cuando, como buen copiloto, miraba el dispositivo para ver si estábamos en la ruta correcta y así saber cuántas millas nos quedaban aún.

Mi amigo me dijo que no nos preocupáramos. Dijo: “Cuando veamos el mar, significará que estamos cerca”. Lo dijo en forma cortés. Obviamente, no llegábamos aún a nuestro destino, pero sabíamos por dónde íbamos y, lo que era mejor, teníamos una idea de cómo sería el lugar.

Cada cristiano en este mundo está realizando un viaje. Usted tiene un lugar donde ir; una visión que cumplir. Se dirige hacia alguna parte. No puede estar con Dios y no tener una visión; Dios es el dador de la visión. Dondequiera que usted haya ido antes de que Dios llegara a su vida, es cosa del pasado. Si hoy tiene a Dios, entonces tiene una visión. ¿Por qué? Porque cuando usted permite que la Palabra entre en su corazón, tendrá luz y podrá ver claramente. Sabe quién y quiénes son usted. Y si puede ver al Invisible, entonces usted puede hacer lo imposible.

Domingo, 06 Diciembre 2009 16:53

¡Que Neve!

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18).

Aquí, en el Medio Oeste, existe abundancia de nieve y con ella abundancia de personas que no la desean. Es comprensible. A fin de cuentas, la nieve es fría, a menudo viene acompañada de gélidos vientos y puede ser muy peligrosa. Pero si se la trata como yo, puedo odiarla.

Mark me asegura que hace 16 años atrás, cuando recién nos habíamos casado y nos mudamos a Iowa, aprendí a detestarla. Pero cuando llegaron nuestros pequeños, ¡me encontré junto a ellos paseando en trineo, rodando gigantescas bolas para hacer hombrecitos de nieve y pintando nieve con botellas de agua con color!

Mark y yo incluso vivimos en Lincoln, Nebraska, mientras asistíamos a la Universidad, pero ni aún el despiadado clima de esos lugares pudo quitar el cariño que sentía por esas gordas escamas de pelusa.

No me gusta SENTIR frío. ¿A quién le gusta? Y tampoco me gusta el viento y la humedad que acompañan a la nieve. Pero la nieve, aunque fría por naturaleza, nos brinda una tibieza única para el espíritu. ¿Lo ha notado, usted? Tal vez se deba a ese deseo de estar tibiecito luego de haber estado expuesto a la nieve. Quizá es el deseo inconsciente de anhelar la pureza y la purificación, la frescura y la renovación. ¡Tal vez sea mi cerebro el que está congelado! Cualquiera sea la razón, no puedo negar que a Dios también parece gustarle la nieve. No simplemente por el hecho de que Él es quien la envía, sino debido a Su Palabra.

Domingo, 06 Diciembre 2009 16:51

Respuestas Inesperadas

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando la gente en los tiempos bíblicos le hacía preguntas a Jesús, a menudo Él daba respuestas que ellos no se esperaban. Generalmente tenían dos opciones. Preguntaban: “¿Es de esta o de aquella forma?” Y Jesús les respondía: “Ni la una ni la otra.”

Por ejemplo, la mujer Samaritana con quien habló Jesús en el pozo de Jacob, le preguntó si debían adorar en la montaña más cercana o en Jerusalén (Juan 4:20). Jesús básicamente le dijo que el lugar no era importante; que lo más importante es cómo se adora.

Cierta vez, los discípulos de Jesús le preguntaron: “Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres?” (Juan 9:2). Nuevamente Jesús contestó: “Ni él pecó, ni sus padres”. En algunas situaciones –les explicó–, simplemente se brinda honor al nombre de Dios.

Cuando los acusadores de la mujer sorprendida en el acto de adulterio la llevaron a los pies de Jesús, le dijeron: “En la ley de Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres. ¿Tú qué dices?” (Juan 8:5). Los fariseos veían solamente dos opciones –apedrearla o ignorar su pecado. Pero Jesús conocía los pecados de los acusadores tan bien como los de la mujer. Y deseaba perdonarlos todos.

Agachándose, Jesús escribió su respuesta en el suelo. Cuando los acusadores soltaron sus piedras y se fueron, furtivamente, Jesús le dijo a la mujer: “Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.”

Domingo, 29 Noviembre 2009 13:29

Mejor que Botas Viejas

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

"Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y protección es su verdad" Salmo 91:4.

Las autoridades criminales afirman que una de las mejores formas de protegernos a nosotros mismos y a nuestros hogares de los intrusos, puede ser la más barata. Esta estrategia es tan poco ortodoxa que muchas personas la descartan, pero los profesionales que luchan contra el crimen nos dicen que esta técnica puede ser usada exitosamente en muchas áreas que tienen que ver con la seguridad de nuestro hogar. Es sencilla, económica y se nos dice que es bastante efectiva. Esta es la técnica… vaya a la tienda más económica de su barrio y compre un par de botas para trabajar, grandes y gastadas, y póngalas en la entrada principal de su casa. Pareciera ser que los aspirantes a ladrones relacionan el gran tamaño de las botas con la fuerza física. En la mayoría de los casos, los criminales prefieren ir dirigirse hacia otra casa, que correr el riesgo con un tipo forzudo.

   

Redes Sociales  

FacebookTwitterRSS Feed
   

Siguenos FaceBook  

   

Comadpp en Twitter  

   
   

Visitantes  

   
© comadpp.org