Bucar en google  

   

Iniciar Sesión  

   

Listas de Correo  




¿Acepta HTML?

Joomla Extensions powered by Joobi
   

Quien está en Linea?  

Tenemos 32 visitantes y ningun miembro en Línea

   

Artículos mas Comentados  

   

Sindicación  

   
Sábado, 24 Abril 2010 16:36

Ser Amado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El otro día, mi hijo me dijo: “Mami, gracias por amarme.”

Siendo muy observador e inquisitivo, me preguntó qué significaba la palabra amor. Le contesté que amar era cuando alguien se preocupaba por otro y experimentaba sentimientos por esa persona. Entonces continuó, diciendo: “Mami, yo siento cosas por ti. Y las siento cuando estás feliz y cuando estás triste. Te amo mucho, mamá.” Mi corazón se llenó de gozo al observar a mi hijo cómo luchaba por encontrar las palabras correctas que lo hicieran formular – cara a cara– sus pensamientos y sentimientos hacia mí.

El amor que sentimos hacia nuestros hijos es tan importante debido no sólo a que saben que son amados, sino también a que los ayuda a aprender cuán importante es demostrar amor hacia los demás. Los niños tienden a amar eternamente. Usted puede ver el amor en los ojos de un niño. Ellos son el mejor ejemplo del amor tal como Dios desea que nosotros amemos.

Martes, 20 Abril 2010 02:22

Tengo Miedo, Papy

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“Tengo miedo, papy.” Mi hija de 8 años de edad comenzó su ritual nocturno compartiendo su temor de ir a dormir sola a su cuarto.

Decía escuchar ruidos provenientes de afuera. No le gustaba la oscuridad y le preocupaba que mamá y papá estuvieran tan lejos al final del pasillo, para rescatarla en caso de que lo necesitara.

Traté, al parecer, en vano, de animar a Marci de que estaría bien. Le dije que todo ese ruido tenía una buena explicación: Un árbol movido por el viento; la rama de un arbusto frotando el techo de la casa; un gato llamando a otro o defendiendo su territorio.

Luego, le hablé de cosas de más peso. Le dije que Jesús estaba junto a ella. Todo lo que tenía que hacer, era llamarlo y El estaría a su lado. El prometió no abandonarnos nunca. Eso tenía que funcionar, pensé.

Viernes, 16 Abril 2010 14:45

Viviendo con la Tierra

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Estoy observando fijamente la tierra -2.400 pies cuadrados de ella. Relajada y sentada en uno de los sillones del patio (con nada de césped a la vista), una brisa apacible levanta el polvo y lo dirige hasta el pedazo de cemento donde me encuentro sentada. Entra en mi nariz y se me adhiere al cabello. Una capa delgada cubre mis libros y papeles.

Periódicamente, agarro la escoba y barro. Pero la tierra siempre regresa, como mosca fiel. El perro Labrador de mi hijo se levanta de su entierrada cama al costado de la casa, se sacude el polvo de su negro pelaje y me olfatea con su sucia nariz.

Esta es la parte trasera de mi casa. No, este es mi patio -¡pero sin césped!

Imagino cómo podría estar, cómo luciría algún día, y esto es lo que veo: Un césped exhuberante y verde de 1.200 pies cuadrados, con un atractivo borde, dos cerezos cargados de fruta madura y gordita, 10 toneladas de granito de color oro, una variedad de coloridas plantas cubriendo el suelo, un sistema automático de riego, un caminito de rocas achatadas, cataratas que calman los nervios y un juego nuevo de muebles de exterior.

Lunes, 12 Abril 2010 14:47

Territorio Sin Princesas

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Está bien… sí, tengo ese pequeño temor. Le tengo fobia a las princesas. A esas niñitas que insisten en ponerse uno de sus 47 disfraces de princesa cada día y se dejan caer al suelo sollozando si se les prohibe aquello. Niñitas que discuten con sus madres si esa ropa no combina con el resto de su atuendo. Niñas que se enfurecen y transforman en sapos a sus hermanos. Me aterrorizan.

Más que nada porque no he sido una de ellas.

No digo que no me gusten los vestidos hermosos ni arreglar mi cabello para ir a la iglesia. De hecho, para una Navidad, mi abuela me hizo un hermoso vestido largo de color azul. Recuerdo cada detalle de su diseño parecido a los de Laura Ashley. Y recuerdo haber bajado los escalones vistiendo por primera vez aquel vestido, escuchando a mi padre decir: “Luces muy linda con ese vestido azul”. (Son de aquellos piropos que permanecen para siempre con una.)

Pero no creo haber calificado jamás para ser una “princesa”. Entonces tuve pensamientos conflictivos cuando me llegó una caja de mi madre la semana pasada. Dentro venía un vestido de algodón en blanco y negro que mamá diseñó para mi nenita.

Sábado, 10 Abril 2010 02:22

Donde Florecen las Flores

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Donde florecen las flores, florece la esperanza.” –Lady Bird Johnson.

¿Quién puede decir cuál es el valor de una simple flor? A menudo enviamos flores para expresar amor, gratitud o simpatía. De cierta forma, sabemos que ellas levantan el espíritu. Nos ayudan a vislumbrar la belleza de la vida y la esperanza de vivirla.

El contacto con las flores también parece ayudar a reducir el estrés, lo que puede ser la razón de por qué los jardineros de la Casa Blanca plantan 3.500 bulbos de tulipanes cada otoño para que la familia presidencial y los demás visitantes disfruten sus flores en primavera. La belleza de esos 3.500 tulipanes hace que uno se detenga y suspire con su vista imponente.

Las flores no solamente son una delicia presente, sino parte de la historia. Mientras cada civilización ha dejado establecidas tierras y expandido sus fronteras, los auténticos pioneros trajeron consigo semillas o raíces cuidadosamente envueltas de sus flores favoritas para sembrarlas alrededor de sus viviendas. Leí que George Washington Carver –el botánico e inventor–, no solamente regaló miles de semillas, sino que llevaba flores frescas cada día en la solapa de su chaqueta.

Lunes, 05 Abril 2010 12:54

Te Necesito

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Mi hijo, Carter, tiene cuatro años pero cree que tiene 18. Su independencia es muy importante para él. El deseo de hacer todo por sí mismo no es sólo importante; es imperante en él.

Le encanta jugar a disfrazarse. Uno de sus disfraces preferidos es el de bombero. Se pone los pantalones, las botas, la chaqueta, los guantes, el casco e, incluso, lleva consigo pequeños artículos como linternas y martillos. Al final, se pone su mochila. Pretende que ella es su tanque de oxígeno mientras apaga los incendios. Tiene algunos problemas al ponérsela con todo ese equipo encima suyo. Trata de llevarla por un buen rato y entonces los sonidos de frustración comienzan a llenar el cuarto. No puede hacerlo solo.

Lágrimas y Pucheros

Finalmente, con lágrimas en los ojos y unos cuantos pucheros, se acerca y me dice: “Mamá, necesito tu ayuda, pero no me gusta que me ayudes. Quiero hacerlo solo.” Me agacho y miro a Carter a los ojos, diciéndole: “¿Sabías que los bomberos a veces necesitan ayuda de su comandante?”

Domingo, 04 Abril 2010 03:26

La Vida es Demasiado Corta

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Me desperté durante la noche sin un motivo aparente. Mientras permanecía acostada en la oscuridad, escuché el respirar rítmico de mi esposo. Era reconfortante. Pacífico. Presté especial atención a ello, porque sabía que en unos pocos días él viajaría a Haití, para ayudar en la devastación de ese país debido al terremoto de 7 grados de magnitud. Viajaría a Port-au-Prince, donde la destrucción y la inquietud predomina.

Mientras le escuchaba respirar, pensaba en lo acostumbrada que estaba de tenerlo cerca. Él sale del trabajo y se viene enseguida a casa. Los fines de semana los dedicamos a la iglesia, a la familia y a los amigos y, luego, otra semana más. Pero las cosas serán distintas cuanto él se vaya. No podremos compartir el baño en las mañanas mientras se prepara para ir al trabajo. No habrá llamados telefónicos durante el día para saber cómo está todo. No oiré el ruido de la puerta del garaje habriéndose por la tarde. Su lugar en la mesa permanecerá vacío. Su lado en la cama, también.

Miércoles, 31 Marzo 2010 00:31

Noviazgo Espiritual

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando las parejas cristianas se ponen de novios a menudo escogen a sus parejas con cuidado. No solo a la persona, sino también el noviazgo en sí. La precaución ocurre cuando es apropiado estar solos y cuando deben evitar estarlo. Se dan sugerencias para hacer cosas en común que permitan conocer al otro, especialmente sus rasgos más fuertes, como la espiritualidad. Como resultado, la persona eligirá parejas que estén involucradas en la vida de la iglesia.

Cuando se casan, sin embargo; parece que aquella  pareja basada en rasgos espirituales, parecen disminuir un poco. ¿Lo ha notado, usted? Parte de ello puede deberse a que el cuidado que necesitaban tener las parejas solteras para evitar la tentación sexual, ahora no existe. Pero, ¿esa es la única razón para tener noviazgos espirituales? No debe ser así. Especialmente si la pareja casada quiere mantener la fuerza espiritual que habían tenido al comienzo como pareja. He aquí algunas ideas para un noviazgo espiritual. Usted podrá, sin duda, agregar las propias:

Viernes, 26 Marzo 2010 15:39

Volviendo en Sí

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Tres años atrás, cuando me mudé a Japón como miembro de la Marina de Estados Unidos, mi esposa y yo creamos un sencillo plan para pasar nuestro tiempo en Okinawa. Algo como esto…

Durante nuestra estadía en Japón, nosotros:

1. Trataríamos de aprender a hablar con soltura el japonés. (¡Ajá! Estaríamos allí TRES años –¡y lo DÁBAMOS por sentado!)
2. Viajaríamos mucho. (Durante nuestro primer año conoceríamos las islas aledañas; en el segundo año iríamos a destinos dentro del continente japonés y, en el tercer año, viajaríamos a otros lugares como Australia, por ejemplo.)

Entonces, ¿cómo resultó todo?

Mi japonés es lamentable. Puedo hacerme entender bien con los maestros de Jake al explicarles que no irá al colegio el miércoles –pero eso sería todo. Tomé algunas lecciones con una maravillosa mujer japonesa, pero nunca estudié el idioma en sí. Y viviendo en la base, no era necesario que saliera de allí para aprenderlo.

Lunes, 22 Marzo 2010 15:09

Sintonícese con la Familia

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Existen miles de ondas radiales rodeándolo en este mismo instante. A menos que sintonice alguna de ellas, pasarán inadvertidas para usted. Sin un receptor para concentrar la antención de cierta frecuencia, usted no puede oír ni ver estas señales invisibles. Sin embargo, aunque no puedan ser vistas, esas ondas están allí.

Años atrás quise ser un radio operador aficionado. Estudié mucho para salir bien en el examen que me permitiría salir al aire. Hasta que no tuviera mi licencia, sólo podría escuchar radio. Durante ese tiempo, un amigo me prestó un viejo receptor a tubos, de manera de comenzar siquiera “a escuchar”.  Una tarde, conecté unas simples antenas de alambre en el techo de mi casa. Luego, bajé la escalera y corrí entusiasmado dentro de mi casa conectando los alambres al receptor. ¡Aún recuerdo la emoción de encender el viejo radio a tubos y escuchar voces de personas alrededor del mundo!

La Biblia, nos dice: “Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas y mira con cuidado por tus rebaños ”(Proverbios 27:23). Para conocer el estado de su familia o de sus hijos, usted debe sintonizarse con ellos. Al igual que mi receptor de radio, nosotros debemos establecer nuestras antenas (ojos y oídos) y sintonizarnos con nuestra familia para conocer “el estado de nuestras ovejas”. He aquí, cuatro sugerencias rápidas para sintonizarse con su familia:

   

Redes Sociales  

FacebookTwitterRSS Feed
   

Siguenos FaceBook  

   

Comadpp en Twitter  

   
   

Visitantes  

   
© comadpp.org